5 beneficios del yoga para las embarazadas

Facebook
Twitter
WhatsApp
Instagram

Esta actividad es elegida cada vez por más futuras mamás y, no nos extraña, ya que son múltiples los beneficios del yoga para las embarazadas. Algunas ya lo practicaban antes de embarcarse en la aventura de formar una familia, otras, en cambio, comienzan ahora a introducirse en el mundo del yoga y suele ser para quedarse. El yoga prenatal ha demostrado ser más efectivo a la hora de ejercitarse que, por ejemplo, andar o realizar clases prenatales básicas. A continuación, descubriréis 5 beneficios del yoga para embarazadas. 

 

Libera el estrés

Esta actividad ayuda a reducir el estrés causado por la llegada a la familia de un nuevo miembro, además, ayuda a eliminar la ansiedad. La salud mental es tan importante como la física, el yoga nos ayuda a mantener una vida saludable en ambos ámbitos. La depresión posparto también puede sentirse aliviada tras practicar yoga, la meditación y los ejercicios de respiración aportan tranquilidad a nuestro cuerpo. Podemos considerarlo una válvula de escape, nos encontramos en el aquí y ahora, eso nos hará ver las cosas con más perspectiva.

Conexión con el bebé

Nuestro vínculo con el bebé comienza desde mucho antes de que nazca, esta actividad ayuda a fortalecer esa unión y, por supuesto, es beneficiosa también para su salud. Si la mama mantiene una vida sana, por norma general, el bebe también. Al practicar yoga estamos concentradas de manera total en nuestro cuerpo, nuestros movimientos y la respiración, de esta misma manera estaremos conectadas con nuestro bebé. 

Conciliar el sueño

Es común que cuanto más avanzado esté el embarazo más nos cueste dormir y descansar bien, esto afecta de manera directa a como nos sentiremos durante el día y como reaccionaremos a cualquier estímulo que, en el embarazo, se magnifican. El yoga nos dará tranquilidad, nos dejará dormir con la cabeza tranquila y alejada del estrés, además, al ser una actividad donde realizamos esfuerzo físico, por la noche estaremos cansadas y dormir bien será pan comido.


Dolores y nauseas

Primero dolor de espalda, luego de cabeza, más tarde llegan los tobillos hinchados pero, ¡que no cunda el pánico! Una actividad como es el yoga reducirá estos dolores, liberará la tensión acumulada en determinadas zonas y relajará los músculos. Las nauseas asociadas, sobre todo, a los primeros meses, también desaparecerán poco a poco. Tu función inmunológica se verá aumentada por esta actividad, imprescindible para hacer frente al proceso del embarazo.

No estás sola

En el embarazo las hormonas están revolucionadas, todo nos afecta muchísimo y no nos encontramos comprendidas. Acudir a clases de yoga para mamás te ayudará, además de en todos los puntos citados con anterioridad, a crear lazos con otras futuras mamás, intercambiar experiencias, encontrar similitudes y, de esta manera, sentirte mejor. Es parte de un camino que podéis recorrer con esa compañía de personas que quizás lleguen a ser amigas y están pasando por lo mismo. Como sabéis contamos con un grupo de whatsapp formado por alumnas y profesoras, de tal manera que os sintáis apoyadas 24h, siempre que lo necesitéis.

Os queremos recordar que antes de comenzar cualquier actividad lo ideal sería acudir a vuestro médico y consultar. Por otro lado, hay ciertos tipos de yoga, como los que se realizan a altas temperaturas o las clases en las que la intensidad es muy alta, que no están recomendados para embarazadas. Si podéis, lo mejor es acudir a una clase de yoga para embarazadas, los ejercicios estarán dirigidos a vuestras necesidades. Contacta con nosotros y descubre el mundo del yoga, ¡no te arrepentirás!

También puede interesarte

es_ESES