Marc Cadena

Extrovertido, alegre, empático, y vocacional del estar en contacto con el ser humano, deportista, amante de la naturaleza e insaciable viajero.

Mi trayectoria durante estos casi 15 años como fisioterapeuta empezó de una manera muy variada, debido a mi pasión por mi profesión y las ganas de aprender y desarrollarme en diferentes ámbitos dentro de la fisioterapia. Así pude nutrirme y saber cómo actuar ante diferentes patologías y diferentes tipologías de paciente. Es por ello que seguí con mi formación especializada en diferentes ámbitos y técnicas de abordaje terapéutico. Mi ilusión y sueño desde el principio fue nutrirme al máximo para poder llegar a abrir mi propia consulta, y así estar lo más preparado posible para enfrentarme a diferentes patologías y edades de pacientes.

Pero rápidamente me di cuenta que poder desempeñar mi profesión dentro del paciente pediátrico era lo que más me reconfortaba por diferentes y múltiples razones. Sin ir más lejos porque todo ser humano cuando se encuentra con un bebé o niño en frente, la primera sensación que le aflora no es otra que la ternura, el ver que un ser tan inocente e indefenso se encuentra con algún tipo de problemática de salud. Especialmente cuando le queda toda la vida por delante. Fue un estímulo y reto en mi profesión además de una motivación para tener más claro que yo quería dedicarme a los niños, bueno, eso, y que aunque el tiempo pase, y sin perder la seriedad y la madurez , aún queda una parte de niño en mi. El poder ayudar, curar y acompañar al bebé y niño en edad infantil así como a la  familia me llenaba por completo.

Durante algo más de 4 años estuve en el hospital de la Santa Creu i Sant Pau, desarrollando fisioterapia pediátrica y traumatológica en el adulto. Compaginaba el trabajo hospitalario con el mundo  de la fisioterapia deportiva como apasionado del deporte, además de permitirme viajar con los equipos en ritmo competitivo.

Pasó poco tiempo hasta que tuve la posibilidad de poder emprender la inauguración de mi propia consulta junto a otro compañero de universidad y profesión, consulta que a día de hoy, a parte de trabajar como fisioterapeuta, también dirijo. A medida que esta fue madurando decidí dejar la atención en fisioterapia deportiva en ritmo competitivo, para centrarme más en consulta privada, recuperando así mis fines de semana. Los años y mis ganas de seguir haciendo clínica individual dentro del ámbito privado me han llevado hasta la actualidad, pudiendo desempeñar mi profesión en Fisiotek (consulta privada), Espai Gal.la Placidia, y hoy también si lo precisas en Mamayoga.

Fisioterapia respiratoria pediátrica

La Fisioterapia respiratoria infantil es una terapia efectiva para todas las patologías derivadas del sistema respiratorio. Es un tratamiento alternativo o complementario al farmacológico para prematuros, bebés o niños/as de edad infantil.

Las patologías respiratorias son debidas a un déficit de la musculatura; cambios estacionales (más frecuentes en invierno y primavera); patógenos; deformidades o problemática de la columna vertebral; patologías asociadas; bloqueo del tórax; tensiones intrauterinas; partos instrumentalizados; predisposición genética.

También están las patologías respiratorias más conocidas o comunes como podrían ser: resfriados; otitis; sinusitis; asma; bronquitis; atelectasia; neumopatías; broncodisplacias; fibrosis quística… para todas estas problemáticas estaría indicada la fisioterapia respiratoria pediátrica.

La afectación proviene de un exceso de mocos durante un periodo extenso de tiempo. Esta afectación puede provenir de vías respiratorias o/i inferiores. Nuestro objetivo y tarea es prevenir y facilitar la evacuación de secreciones, así como facilitar la expectoración. De esta manera actuamos sobre la región torácica, dinamizando el movimiento y la trayectoria del moco.

Los beneficios son:

  • Prevención en las infecciones respiratorias
  • Reduce la medicación
  • La alimentación vuelve a la normalidad
  • Mejora la saturación de oxigeno sanguíneo
  • Mejora el sueño y se regulariza el descanso del infante
  • Disminuye la tos
  • Mejora o elimina el proceso de cualquier afectación en el sistema respiratorio del bebé
  • Mejora la permeabilidad de las vías aéreas
  • Mejora el estado general del bebé
  • Regulariza el descanso de la familia