Online al 50% código: MAMAYOGA50

Cómo preparar cuerpo y mente para el parto a través del yoga

Facebook
Twitter
WhatsApp
Instagram
preparándose para el parto a través del yoga

Al preguntar a las embarazadas primerizas sobre cómo visualizan su parto, la mayoría contesta sentirse abrumadas por el miedo. Se trata de algo natural, el miedo a lo desconocido. Hoy en Mamayoga te explicamos cómo preparar cuerpo y mente para el parto a través del yoga.

Así te sentirás poderosa, transitarás tus miedos, reconocerás la mujer capaz y valiente que eres.

Cómo preparar tu cuerpo para el parto

Antes de empezar a conocer cómo preparar tu cuerpo y tu mente para el parto, recuerda que tu cuerpo de mujer ya sabe parir. Está diseñado para ello. No se trata de tener mejores caderas o ser más o menos flexible. Es algo instintivo, natural y hermoso que sucederá sin que puedas controlarlo. Nada que enseñarte, solo una invitación a que te escuches.

Aún así, sabrás que mantener el cuerpo activo, una dieta saludable y una mente relajada te acercarán al inicio de parto de la mejor forma posible.

Hablamos del inicio del parto cuando se inician las contracciones del útero de forma regular que van aumentando de intensidad y frecuencia hasta que desaparece el cuello uterino. Podríamos pensar que esto se da en poco tiempo y de pronto el bebé ya está en tus brazos pero no es así.

El preparto o prodrómico, o sea el inicio de los primeros síntomas de parto y contracciones más o menos regulares, puede durar incluso dos semanas hasta que se dilata el útero. La dilatación o trabajo de parto en sí, las contracciones regulares que aumentan de intensidad y frecuencia, ronda las 18 horas para madres primerizas. Sí, sí has oído bien, 18 horas de media.

Entonces, con toda esta maratón por delante ¿Cómo ayudarte a través del yoga?

mujer preparándose para el parto

Parto es movimiento

Esta es la primera premisa que debes recordar para preparar tu cuerpo (y tu mente) para el parto, parto es movimiento. Moverse libre en cada contracción, ir ajustando tu cuerpo, estar íntima con tus sentidos despiertos.

Durante tu embarazo las prácticas de yoga dinámicas con movimiento y fluidez te ayudarán a soltar la cadera, a liberar tensiones, a reconocer caminos de tu cuerpo que había olvidado, a bailar y sentir.

Vas a movilizar tu cuerpo, sentirte activa y relajada a la vez. Y ese estado de relajación activa es el estado perfecto para afrontar tu parto. Además te conocerás a nivel físico, tu cuerpo, tus movimientos, tus reglas.

Conoce tus recursos

Como mujer dispones de varios recursos propios poderosos para afrontar el momento del parto. La voz, el sonido y la respiración serán tus aliadas tanto durante la intensidad como en los espacios de reposo.

En las clases de yoga para embarazadas te invitamos a reencontrarte con tu respiración.

  • Una respiración natural que calma
  • Una respiración que alivia y descarga
  • Una respiración que acompasa y acompaña el movimiento
  • Una respiración que invita al placer
  • Una respiración que oxigena y revitaliza

Podrás usar este recurso maravilloso que es tu respiración tanto en las horas previas como en el trabajo de parto activo. En los descansos entre contracciones respira algunas veces amplio y profundo, llénate de vida, y vuelve a tu respiración natural y espontánea para la intensidad de las contracciones.

Explora tu voz y todos los sonidos que te ayuden a descargar tensión, a soltar el control mental y enfocarte en vivir la experiencia de parir.

Además otro gran recurso que dispones es aumentar los niveles de placer de tu cuerpo. El gozo de la práctica de yoga y de los pequeños y grandes placeres de la vida. Porque el placer y los altos niveles de oxitocina te acompañarán para que el parto sea fluido y puedas transitar su intensidad.

preparar cuerpo y mente para el parto

Cómo preparar tu mente para el parto

El yoga nos enseña a calmar la mente y las emociones, mediante la respiración, la meditación y el cambio de perspectiva. Nuestro estado mental influye en cómo vemos la realidad que hay alrededor nuestro. Nadie puede predecir o cambiar cómo va a ser tu parto, pero sí que puedes modificar cómo lo afrontas a nivel mental y emocional.

No pienses que sólo por el hecho de pensar positivo, tu parto va a ser todo purpurina o un camino de rosas. Habrá altos y bajos físicos, también mentales pero sobre todo emocionales. Las emociones nos enseñan, las observamos, dejamos que se expresen y las transitamos. Sin estancarnos en ellas.

El yoga es una invitación a observar, a encontrar un estado mental calmado y en equilibrio te permitirá afrontar el reto de tu parto, y también el de tu maternidad.

Reconoce tus capacidades

Recuerda una vez más que sabes parir. Lo sabe tu cuerpo, tu instinto, tus hormonas, tu alma, no es algo mental que debas aprender. Pese a ello las herramientas del yoga, la meditación y la respiración consciente te ayudarán a desarrollar y reencontrarte con tus capacidades.

La práctica de yoga te ayudará a:

  • Sentirte poderosa y fuerte.
  • Ganar confianza en tu cuerpo y tus capacidades.
  • Afrontar los miedos aunque estén.
  • Abrirte a la vida.
  • Romper el control mental.
  • Volverte más sensible a lo que sucede en tu interior.

Cambia la perspectiva

Cambiar la perspectiva, todo esto que sientes vale la pena porque llega el bebé. En nada lo tendrás en brazos, vale la pena la locura. Desmelenate, descontrolate, rómpete, porque nacerá el bebé, pero también nacerás tu como madre.

Cambia la palabra dolor por intensidad, una intensidad increíble y rompedora que no habías sentido nunca. Exprésate a través de gritos, sonidos, movimientos, no te reprimas, se libre de escucharte y soltar.

Disfruta del momento vital que será tu parto, sea como sea, es tu parto. Los partos son únicos y vivos, todas las opciones son válidas: partos naturales, instrumentados o con ceśarea. Todos son válidos y todos pueden ser experiencias maravillosas. Vívelo, porque no se va a repetir, aunque tengas más hijos. Cada mujer es única y cada parto es único.

Nos encantará acompañarte en este bello camino. ¿Te unes a nuestra tribu?

Sílvia Gallego

Autora y editora, profesora de yoga prenatal

preparándose para el parto a través del yoga

También puede interesarte

es_ESES

Nos da mucha pena verte dejar la tribu... ¡Gracias por haber compartido este viaje con nosotras!

Atenderemos tu solicitud y te avisaremos cuando la hayamos procesado.

¿Y si te pasas a la cuota de acompañamiento?

Seguiremos a tu lado por 24,90€/mes

Si cancelas, perderás tu acceso a todos nuestros servicios, pero llevamos mucho tiempo juntas y queremos seguir a tu lado con nuestra cuota de acompañamiento, exclusiva para alumnas.

Seguiremos a tu lado por 24,90€/mes

Abrir chat
¿Te ayudamos? 💭
¡Bienvenida a Mamayoga! ♥️