Online al 50% código: MAMAYOGA50

Prueba 14 DÍAS GRATIS código: PINKFRIDAY

Consejos para empezar a practicar yoga en el embarazo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Instagram
¿Cuándo empezar a practicar yoga en el embarazo?

Ha llegado la gran noticia, estás embarazada, y entre muchas cosas, te han recomendado hacer yoga y no sabes por dónde empezar. Hoy desde Mamayoga te daremos consejos para empezar a practicar yoga en el embarazo.

Una actividad altamente recomendable

El yoga es una actividad completa de intensidad cardiovascular baja que se recomienda a gran variedad de colectivos por su versatilidad y adaptación. En el caso del yoga prenatal, enfocado a tu estado de embarazada, son grandes los beneficios que te aportarán el yoga y la meditación.

Así practicar yoga en el embarazo te puede entre muchos ayudar a fortalecer cuerpo y mente, aliviar la sintomatología física, reencontrar tu equilibrio emocional y aprender a confiar en ti.

Entonces, ¿por dónde empezar a practicar yoga en el embarazo?

¿Hay requisitos previos?

Algo que te puedes plantear es si hay algún requisito antes de empezar tu práctica. Pues la verdad es que no. Puedes empezar en cualquier momento de tu embarazo, no hace falta haber practicado antes yoga, ni ser muy flexible.

Veamos cuatro consejos o recomendaciones básicas para empezar a practicar yoga en el embarazo.

Consejos

Primer trimestre

El primer trimestre tu cuerpo va a experimentar todos los cambios hormonales. Puede que tu sintomatología sea intensa, incluyendo náuseas, vómitos, cansancio extremo, etc. Es por ello que muchas madres esperan a la llegada del segundo trimestre para empezar a practicar, sobre todo si su embarazo es considerado de riesgo.

Sigue los consejos de Mamayoga para empezar a practicar yoga en el embarazo

Si ya eras practicante de yoga y quieres continuar con tu práctica, o decides empezar pronto, deberás adaptar dicha práctica al primer trimestre. Fomenta la relajación frente a la fuerza, separa las piernas siempre para dar espacio a tus caderas y evita una serie de posturas que te explicamos en este post.

Crea tu rutina

Añadir el yoga como parte de tu rutina semanal te va a ayudar a calmar los molestos síntomas físicos: cansancio, lumbalgias, pesadez, etc. Para ello simplemente organiza tu agenda para añadir una o dos clases a la semana de yoga.

Además, una buena rutina que incluya actividad física saludable te ayudará a establecer los ritmos de actividad y descanso que digamos se descontrolan un poco durante tu embarazo por el efecto de las hormonas.

Actividad placentera

Este es un recordatorio importante, no se trata de exigirte y hacer todas las clases posibles sin descanso. Convierte el yoga en una actividad placentera donde disfrutar de los movimientos, de la respiración y de tu escucha interna.

En las clases de yoga te invitamos a descubrirte, a sentir tu cuerpo y sus sensaciones. Para que vivas y habites tu cuerpo físico, en este hermoso tiempo y espacio compartido con el bebé, la bebé.

Tómate tu tiempo

No corras, toma más tiempo para llegar y salir. Adapta tus horarios a tu nuevo ritmo vital. Aunque te sientas a tope de energía (sobre todo si estás en el segundo trimestre), tu cuerpo tiene otra actividad interna que mantener y va a pedirte cierto freno al andar o correr por la calle.

Llega con tiempo y disfruta de tu práctica desde la calma. Que el estado de yoga empiece ya antes y termine mucho más tarde del tiempo que estás en la esterilla.

Ropa cómoda

Busca ropa cómoda y preferiblemente holgada que no te moleste para practicar y te permita hacer grandes movimientos y estiramientos de tu cuerpo.

Déjate sorprender

La práctica de yoga para el embarazo incluye meditaciones, conexión con el bebé, canto prenatal, también tiempo para compartir con otras madres en tu mismo estado. No busques una práctica ortodoxa y déjate sorprender por sensaciones y emociones que no habías vivido antes.

A través del yoga te invitamos a estar más íntima con todo lo que sucede en tu interior, no solo los cambios físicos, sino también los mentales y emocionales. Así todo lo que surja es bienvenido, es escuchado, encuentra su espacio.

Durante el embarazo las mujeres conectamos con la vida, con la creación, con dar a luz. Es un momento hermoso para empezar la práctica de yoga y conocerte más allá del cuerpo físico.

Así que solo nos queda invitarte a empezar la práctica de yoga en el embarazo con nosotras en nuestras clases presenciales o la experiencia online.

¿Cuándo empezar a practicar yoga en el embarazo?

También puede interesarte

es_ESES

Nos da mucha pena verte dejar la tribu... ¡Gracias por haber compartido este viaje con nosotras!

Al hacer click en el siguiente botón accederás a tu sección de suscripciones en la que verás una tabla con información sobre tus suscripción.

Para cancelar, haz clic en el botón «Ver» a la derecha de la tabla y después, en la opción «Cancelar».

¿Y si te pasas a la cuota de acompañamiento?

Seguiremos a tu lado por 24,90€/mes

Si cancelas, perderás tu acceso a todos nuestros servicios, pero llevamos mucho tiempo juntas y queremos seguir a tu lado con nuestra cuota de acompañamiento, exclusiva para alumnas.

Seguiremos a tu lado por 24,90€/mes

×

Haz clic en uno de nuestros miembros para hablar por WhatsApp o contacta con nosotros.

× ¿Te ayudamos?