Online al 50% código: MAMAYOGA50

Prueba 14 DÍAS GRATIS código: PINKFRIDAY

¿Cuáles son los beneficios del yoga en pareja?

Facebook
Twitter
WhatsApp
Instagram
Descubre los beneficios del yoga en pareja

Habrás oído que el camino de la maternidad te puede sorprender por ser muy solitario. Una manera de evitarlo es implicar a nuestra pareja en todos los niveles, incluso en nuestras actividades. Hoy desde Mamayoga os contamos cuáles son los beneficios del yoga en pareja.

¿Qué es el yoga en pareja?

Entendemos la práctica de yoga en pareja como aquella actividad de yoga realizada entre dos personas donde las posturas requieren de los dos practicantes, tanto para la construcción como para mantener la postura.

Origen del yoga en pareja

Originalmente, el yoga se transmitía individualmente de maestro a discípulo. Se trataba de una práctica solitaria donde la interiorización y el autoaprendizaje eran lo más importante.

Solo había una excepción, la práctica del tantra yoga. Donde la búsqueda del equilibrio entre el femenino y el masculino se realizaba en parejas para fomentar la confianza y el vínculo. Se trata de una práctica muy ritualizada de expresión de la divinidad dual femenina, Shakti, y masculina, Shiva.

El yoga en parejas incluye posturas que te permitirán contectar con tu otra parte

Actualmente, la práctica de posturas de yoga para dos se ha extendido como un variante más de la práctica física de hatha yoga, ya que ha resultado ser muy beneficiosa para ambos miembros de la pareja. Veamos estos beneficios.

Beneficios del yoga en pareja

Establecer vínculo

El gran beneficio de este tipo de yoga para dos es que se establece un hermoso vínculo entre ambos. Mediante el contacto físico, la comprensión de los movimientos del otro, la observación más allá de nuestro cuerpo, etc.

Comunicación no verbal

Aprenderemos a comunicarnos con la pareja no solo con palabras, sino con la mirada, los gestos para darnos soporte, ahora y en adelante.

Confianza

La clave de las relaciones humanas es la confianza. Sea nuestra pareja sentimental u otra pareja con la que estemos realizando este trabajo, la práctica dual requiere de altas dosis de confianza. Nos sacará del entorno de confort donde solo nosotros tenemos el control, para colocarnos en manos del otro y confiar.

Crear equipo, uno de los beneficios del yoga en pareja

Queremos crear equipo. Conocernos y avanzar. Ya no somos solo dos seres individuales que van a su ritmo. Encontramos el ritmo y la respiración compartida. Entender al otro, sostener al otro y a la vez ser entendidos y encontrar nuestro sostén.

Oxitocina compartida

La felicidad se comparte, las risas también. Puede ser el momento creativo y divertido de la semana.

Flexibilidad, fuerza y gestión emocional

Aparte de los beneficios particulares de la práctica de yoga en pareja, también nos beneficiamos de los inherentes a la práctica de yoga en sí. Como la mejora de la flexibilidad y la fuerza. Pero sobre todo, una mejor gestión emocional y mental que nos ayudará a reducir los niveles de estrés.

Yoga en pareja durante el embarazo

¡Qué mejor que practicar yoga en pareja durante tu embarazo! Ya has visto los beneficios que te puede aportar no solo como embarazada, sino también a tu pareja, que tengáis estos espacios para ambos.

Solo deberás adaptar las posturas para dos a tu momento y estado como embarazada, en función del trimestre, tal y como se adapta la práctica de yoga individual. Además, procuraremos que siempre sea la embarazada la que inicie las posturas y que esté más cómoda en ellas. Sobre todo evitando realizar posturas donde sostengas la carga.

Posturas de yoga para dos

Existe toda una nueva variedad de yoga específico para parejas, se trata del acroyoga, donde se realizan equilibrios en pareja sirviéndose de la gravedad y la confianza. Pero no hace falta complicarse la vida, a continuación verás algunas de las posturas que podemos practicar en pareja para recoger todos los beneficios de esta práctica:

Liberar oxitocina y conectar con el otro, son algunos de los beneficios del yoga en pareja

La pinza y el héroe tumbado

Sentados en el suelo espalda contra espalda nos sujetamos por los codos, las piernas ligeramente separadas. Al inhalar uno/a de la pareja se inclina hacia delante y el otro se tumba sobre la espalda del compañero/a. Ir cambiando en cada respiración y quedar algún minuto en ellas. En caso de que la embarazada esté ya en el tercer trimestre no quedar en la pinza hacia delante, sino solo tumbada boca arriba.

El triángulo compartido

De pie, espalda contra espalda, con las piernas abiertas y los brazos abiertos en cruz. Ambos practicantes abren un pie noventa grados, pero en forma de espejo, o sea, uno el derecho y el otro el izquierdo. Al inhalar, bajar de lado hacia el pie abierto y con la mano ir a buscar la pierna adelantada del compañero/a. El brazo contrario se eleva hacia el cielo. En función de nuestra flexibilidad podemos intentar entrelazar también las manos de los brazos que apuntan hacia el techo.

La escuadra y la extensión

Nos situamos de pie, de cara uno frente al otro, tomando las manos de la pareja. La distancia entre ambos será, más o menos, la longitud de los brazos más un pie. Un miembro de la pareja se flexiona hacia delante con los brazos y las piernas estiradas y la espalda formando un ángulo de noventa grados, pero con el peso hacia atrás, mientras el otro tira suavemente de él. Si la persona que “estira” al otro tiene buena flexibilidad, arquea la columna hacia atrás para extender la espalda, si no, simplemente estira y puede ayudarse de flexionar rodillas.

El sostén de la mirada

Uno de los trabajos más bellos del yoga en pareja es el sostén de la mirada. Simplemente, sentados en el suelo uno frente al otro, con las piernas cruzadas, pero que haya contacto entre ambos. Mirarse a los ojos y sostener la mirada durante 5 minutos. Dejar que surja la magia, la confianza, el miedo, las máscaras, las risas y todo lo demás.

Yoga en familia

A medida que nuestra familia va creciendo podemos implicar a todos los miembros en la práctica de yoga. Se trata de una actividad divertida, donde pequeños y mayores comparten el yoga en familia.

Desde Mamayoga estaremos encantadas de acompañarte en tu práctica; a ti, a tu pareja y a tu familia, durante este bello e intenso camino que es la maternidad.

Silvia Gallego 

Autora y editora, profesora de yoga prenatal 

Descubre los beneficios del yoga en pareja

También puede interesarte

es_ESES

Nos da mucha pena verte dejar la tribu... ¡Gracias por haber compartido este viaje con nosotras!

Al hacer click en el siguiente botón accederás a tu sección de suscripciones en la que verás una tabla con información sobre tus suscripción.

Para cancelar, haz clic en el botón «Ver» a la derecha de la tabla y después, en la opción «Cancelar».

¿Y si te pasas a la cuota de acompañamiento?

Seguiremos a tu lado por 24,90€/mes

Si cancelas, perderás tu acceso a todos nuestros servicios, pero llevamos mucho tiempo juntas y queremos seguir a tu lado con nuestra cuota de acompañamiento, exclusiva para alumnas.

Seguiremos a tu lado por 24,90€/mes

×

Haz clic en uno de nuestros miembros para hablar por WhatsApp o contacta con nosotros.

× ¿Te ayudamos?